[Random]

12 mar. 2013

Tombi! 2 o por qué 'evolucionar' no es necesariamente bueno



Tombi! 2 es considerablemente inferior a su primera parte. Un juego que un principio podría suponer un paso adelante, con sus gráficos mejorados (¡totalmente en 3D! wow~), sus escenarios y ciudades más grandes, e incluso una duración que casi dobla la de su anterior entrega. Pero estas vistosas novedades no son más que cáscara, la verdadera formula revolucionaria de la saga era combinar magistralmente un universo bien ambientado con un gameplay dinámico y adictivo. El universo no ha cambiado, aunque el modelado 3D cutre del que ya hablé en la anterior entrada no le ha sentado del todo bien (como a cualquier otra cosa que lo usara, la tecnología estaba muy incipiente en ese entonces), pero es el transcurso de la historia y la mecánica del juego en sí misma lo que se ha vuelto insoportablemente más lento, casi tedioso. El juego no llega a ser mortalmente aburrido porque bebe mucho de su genial predecesor, pero es realmente difícil encontrar alguna mejora más allá del apartado técnico, o lo que es lo mismo, el "mira qué grande la tengo" que no deja de ser un mero placebo para los ojos. Pero oye, estoy yo aquí echando mucha mierda sobre el juego, me tocará argumentar algo más esta inesperada introducción despotricante, ¿no? Pues no esperéis más, que aquí viene: