[Random]

5 feb. 2013

Esos locos animes y mi breve opinión sobre algunos de ellos

Pues resulta que desde hace algunos meses trabajo de técnico informático con tienda propia y todo. Y, viendo yo que la hora de comer y los largos descansos entre cliente y cliente suponían una bonita cantidad de tiempo extra por aprovechar, recurrí a aquella interminable lista de bienintencionadas recomendaciones de series que he ido confeccionando a la largo del tiempo. No estoy ni cerca de completarla (sinceramente, creo que si sumo el tiempo que supondría ver cada serie me saldría más del que me queda de vida), pero sí que he visto un par de cosas que merecen comentarios. Animes, especificamente, o al menos de eso se va a hablar hoy aquí. ¿Que por qué animes? Pues porque me ha dado por ahí, así soy. ¿Que por qué merecen comentarios? Algunos por cosas buenas, otros por cosas malas, y el último... ese mejor leedlo, no digo nada. ¿Que a quién le importan mis comentarios sobre anime? Hombre, pues... esto... venga, siguiente pregunta. ¿Que con quién hablo y a qué vienen las preguntitas estas? Coño, uno intenta ser original con las entradillas de post y me tratáis así. La próxima vez os coloco una imagen cutrona y santas pascuas, hale.

  • Chuunibyou demo Koi ga Shitai! (12/12)


Una peculiar forma de adolescencia a lo japo azota las costas del país del sol naciente. ¿Su nombre? Chuunibyou, aka síndrome de ser un asocial. Nuestro protagonista es un personaje aparentemente genérico que ha superado con éxito la infección, pero en su camino hacia una nueva vida no cuenta con la presencia de su personal fantasma del pasado, una muchacha con una venda en el ojo y mucho chonibio dese.

La serie es entretenida y poco más. Los personajes funcionan bastante bien la mayoría del tiempo, y además hablan de madurez en tono filosófico-reflexivo bastante curioso, y eso le da un rollo guay que la mantiene interesante hasta el penúltimo capítulo, que se precipita en picado hasta la mediocridad. El final es puesvalepuesvenga y luego te das cuenta de que podías haber vivido sin ver ninguno de esos dos últimos. Recomendada si me prometes que no te vas a ver el final. En serio, es una mierda.