[Random]

26 jun. 2013

Miniaturas: Infantería de vanguardia Morat (Infinity)

Pues sí, tras mucho tiempo sin pintar una miniatura he vuelto a sacar los pinceles. Para la ocasión elegí este morat por ser el soldado raso de su facción, alguien con tirando a poca importancia de cara a la posibilidad de estropear una mini tras meses oxidando mis capacidades artísticas. Por otro lado esta mini es bastante retadora, ya que en ella se dan varias zonas de colores y texturas diferentes, y unos detalles bastante peligrosos (de lo pequeños que son). Esto último justifica lo guarras que me han quedado las "botas" (por llamarlas de alguna forma). El resultado (aun con varios detalles por acabar):




24 jun. 2013

Os debo un título para esta Weekend Recopilation



21 jun. 2013

Hotline Miami: Un juego de matar gente



Ayer me pasé Hotline Miami. Si no os suena de nada ese título, es posible que viváis vuestra presumiblemente feliz vida ajenos a la existencia de un maravilloso panorama indie que en los últimos años ha sido de lo mejorcito que ha pasado en la industria de los videojuegos. Y es también síntoma de que no me leéis mucho, lo cual me hace llorar. Pero puedo llorar mientras escribo, así que bien. Vamos a ver, Hotline Miami fue uno de los grandes boom independientes del año pasado, un juego sobre el que deben de haberse escrito ya mares enteros de tinta (digital, mayormente), más los tsunamis que se aproximan junto al reciente anuncio de su segunda parte, situando esta entrada en un espacio temporal mucho más atractivo de lo que esperaba en un principio. Pero, ¿de qué va Hotline Miami? Pues, así, a bote pronto, de matar gente. Pero, esto no es nada novedoso, ¿verdad? Cientos de historias nos han obligado a desmembrar seres de todos los tamaños y colores, desde los aliens hormonados de la saga Gears of Wars hasta las inocentes setas de Mario, todos son asesinatos con un mayor o menor énfasis en el propio hecho de matar unido a esa acción. La diferencia radica precisamente en eso, en la forma de tratar una matanza. En Hotline Miami los homicidios se presentan de manera desagradable, explícitos y con consecuencia reales. Ojo, no estoy diciendo que sea realista, nada más lejos de la realidad, tan solo quiero destacar la paradoja que encierra el juego, el que como aplastar cráneos y desollar cuellos se convierte en algo cotidiano, y al mismo tiempo deja un regusto desagradable y pegajoso como la sangre desparramada por el suelo. Ambos sentimientos conviven, al menos por cierto tiempo, y esta primera bofetada en la cara la que el jugador debe superar en orden de vivir un sensación intensa, casi agobiante, pero complaciente.

18 jun. 2013

Weekend Recopilation o cómo combatir la inactividad con Hitler posando secsi



Oh, Internet, didn't see you there!

3 jun. 2013

La WR de los lunes ya es un clásico