[Random]

21 may. 2013

La importancia de que las cosas pequeñas importen



El boom de lo indie en los videojuegos ha traído, indudablemente, una serie de beneficios para el jugador tales como el trato directo –sin intermediarios- con el desarrollador y nuevas formas de adquisición tales como el Humble Bundle, que te permiten adquirir juegos a granel a un precio a la medida de cualquier cartera. Pero no solo en lo puramente económico se han tendido puentes, esta reciente primavera de estudios y one-man army creativos ha supuesto también un acercamiento social con el creador, que gracias al todo poderoso Internet puede por fin mostrar su trabajo en todos los ámbitos, con pelos y señales. Si te paras a pensarlo, este es un privilegio del que los videojuegos nunca antes habían disfrutado más allá de algún reducto anecdótico, la posibilidad de hablar casi cara a cara con aquel que ha trabajado en aquello que te ha encantado, y poder desde darle las gracias hasta preguntarle cómo lo ha hecho. Y puedo seguir hablándoos también de post-mortem, artículos que escriben los desarrolladores para explicar el proceso de creación, diarios de desarrollo, blogs de concept art y decenas de otros pequeños detalles que me apasiona hojear, pero hoy voy a hablaros de un caso muy concreto y supongo que a estas alturas ya me habéis calado. Sí, está es otra entrada de opinión sobre maquinitas, pero ya sabéis era inevitable.

· · · · ·

Llevo ya algunos meses siguiendo de cerca los progresos del equipo de Starbound, Chucklefish (también detrás de Treasure Adventure World, por cierto), una especie de sucesor espiritual de Terraria que como este último combina elementos RPG y de aventura/exploración con pequeños retazos de plataformeo. Una combinación que junto al arte del proyecto –tan solo hace falta ver la imagen de arriba- da unos resultados aparentemente muy satisfactorios. Un servidor, tras jugar y engacharse a Terraria desenfrenadamente en su momento -y tras ver un par de vídeos guapos de gameplay por ahí, para qué negarlo-, lo tiene claro: compra de día uno. Pero no comento esto solo para venderos las virtudes del juego, sino para hablaros de su sistema de trabajo y, sobretodo, la relación que la empresa ha establecido con su público. Es justo decir que el mundo conoce Starbound desde hace ya más de un año, cuando el líder de facto de la compañía indie anunció lo que tenían entre manos. Sin embargo, no es sino desde hace algo más de un mes, a mediados de Abril, cuando el proyecto parece haber entrado en su definitiva recta final, una recta que, aunque presumiblemente aún larga, están manejando de una manera maravillosamente acertada. ¿Por qué? Espérate al siguiente párrafo, que te lo cuento.

Lo primero que me impactó fue el descubrimiento de esta página, un vistoso gráfico en forma de mapa que muestra el progreso de cada sección de desarrollo de forma bastante detallada, con easter eggs y todo incluido. Esto puede parecer una chorrada para más de uno, pero el solo hecho de siquiera plantearse llevarlo a cabo para beneficio exclusivo de los usuarios es uno de esos detalles que diferencian algo bueno sin más de algo realmente bueno. Pero aquí no acaba todo, puesto que desde hace algo más de una semana han empezado a publicar diariamente los progresos que cada uno alcanza en el grupo. Programación, diseño gráfico, composición musical, diseño y desarrollo de fases y -algo genial- cómo solventan los problemas que van surgiendo conforme avanzan, todo ello aderezado con vídeos, imágenes y demás contenido multimedia, a la vez que adecuadamente dosificado y filtrado para evitar arruinar la sensación de vivir algo nuevo a aquellos que no puedan evitar leerlo. De nuevo, otro detalle que más allá del propio hecho en sí, muestra como una compañía puede basarse en los pequeños detalles para contentar a su público, propiciando que el feedback de estos mejore el propio producto, entrando así en un bucle simbiótico casi perfecto. No exagero, otras aparentes minucias como mostrar nuevos monstruos e información extra en los foros a cada momento y mantener actualizado y muy completo el mail mensual que envían a los usuarios subscritos son otros ejemplos que engrandecen a Chucklefish. Porque que te importe que a la gente le importe lo que a ti te importa es algo muy importante.

3 bramidos

Toni bramó... 21/5/13 10:54

Otro por aquí que espera Starbound como agua de Mayo ;) El creador del juego es uno de los que dió vida a Terraria por si quedaba alguna duda. Diría que es una versión 2.0 de Terraria que va a intentar mejorarlo en todas sus facetas y tiene como punto fuerte la aleatoriedad. La web, como dice, es absolutamente genial y estoy de acuerdo que miman mucho a los usuarios. Así, si!

|X| bramó... 23/5/13 13:42

A ver si me pongo con el TAG...
Y no le has metido corte a la entrada... qué rebelde...

Galbix bramó... 23/5/13 21:30

Toni

Sospechaba lo de Terraria, pero no lo tenía claro del todo así que decidí no ponerlo, por si acaso. A ver si nos dan una alegría y sacan la beta lo antes posible.

|X|

A ver si te pones, sí.
Ya, es que esta era cortita. Yo creo que queda guay, no malforma el blog de forma horrible ni nada.