[Random]

21 ene. 2013

Historia de Roma y otras cosas


Buenas a todos, no es mentira no os saludo, VOSOTROS me saludáis a mi ya que soy el Emperador y nombrado desde pocos días El Alquimista de la Lengua por ese ser al que todos llamáis Galbix aunque para Roma pasará a la historia como aquel que empezaba muchas tares pero ninguna acababa.
Esta vez me dirijo a vosotros no para exponeros otra hazaña de un romano, no esta vez os contaré, como padre que cuenta a sus hijos pero en un tono serio,  una visión de Roma en la que poca gente puede ni siquiera planteársela. Se que ya estáis ansiosos por saber que es lo que este ilustre administrador ha escrito asique no os haré esperar mas que lo necesario. 
Estas palabras que vais a leer os llegarán a lo mas profundo de vuestro corazón, pero sabed que esto lo he conseguido gracias a lo que se llama "atender en clase y tomar apuntes" puede que muchos no sabrán que es esto pero os aseguro que existe.


Sorprendente grabado del Coliseo y el Arco de Constantino 

Roma en su relación con las localidades no impone la vida civil (vida en la ciudad, la ciudad es Roma) Son estas propias localidades las que pueden ir asumiendo este modelo cuando sus habitantes  viven a la manera romana.
Podemos decir que las propias localidades incorporadas el orbe tienen especial interés en asumirlo, y este modelos de vida civil es exitoso porque cuando uno mira en la historia del derecho cual es la estructura del imperio tiene un esquema muy distinto de como lo ve un historiador general o de otra disciplina.
Cuando Roma incorpora una localidad al orbe ya sea pacíficamente o por la fuerza, establece con esa localidad un pacto. Todas las localidades se incorporan mediante pactos: (pax) un acuerdo que fija la paz. Roma incorpora a todas las localidades bajo un estatuto de paz, que fija la paz entre la localidad y Roma. Claro que estos estatutos tienen diversos contenidos.
Si una ciudad cualquiera se incorpora voluntariamente al orbe, ese acuerdo será equitativo o ecuo, una situación equitativa e igualitaria con la condición de que esa localidad reconoce a su majestad romana y no puede tener relaciones con otras localidades, pero mantiene su estructura, derechos propios,...
En las localidades que se incorporan después de una guerra, Roma fija un pacto inicuo, donde las condiciones de esa paz no son equitativas. Esa no igualad se traduce en impuestos y cargas, esas localidades tendrán que pagar impuestos personales, etc.
El caso es que toda localidad se incorporará mediante un pacto, y donde esa perspectiva podemos decir que el imperio es compacto (construido sobre pactos) y a estos pactos se les llama fuerus, porque se cimientan en la fe, lealtad o fidelidad.
Roma en cuanto a orbe no es más que una serie de localidades relacionadas mediante pactos, y lo que mantiene la unidad del imperio romano es esa multitud de pactos. Roma en estos pactos siempre conserva a las localidades con su propia estructura, se haya incorporado como se haya incorporado. Roma no les quita nada, siguen viviendo igual a como vivían antes, únicamente tendrán otras obligaciones en relación con Roma y no podrán tener relaciones entre si. De esta mentalidad romana se genera esa frase de "divide y vencerás".
El imperio no es una realidad territorial, es una suma de localidades con culturas diversas cuya unidad solo está dada porque todas ellas tienen una unidad con Roma. Como todos los pactos son desiguales, Roma dice que sus pactos pueden mejorar en la medida que las localidades se muestren más fieles o leales. Esa variación depende únicamente de como se relacionan con Roma, fomentando un espíritu de colaboración con Roma y evitando la relación entre ellas. Permite que las localidades puedan mejorar su estatus en el orbe.
Cuando una localidad ha demostrado su lealtad a Roma, y además vive a la manera romana (hablan latín, han abandonado su antigua vida,...), Roma permite que abandonen sus estructuras y tomen las romanas, esto es, convertirse en municipio.
Esto genera que desde la incorporación, todas las localidades estén en un continuo esfuerzo por parecerse y agradar lo mas posible a Roma.
Las aristocracias locales son las que más se esfuerzan por parecerse a Roma. Eso es así porque son los que dirigen la sociedad en su localidad, y saben que su posición va a mejorar si se parecen a Roma, y no vacilan en invertir su dinero para parecerse a ella, empezando a construir edificios, obras públicas, etc. Por eso se dice que el esplendor romano se debía a las aristocracias locales. Roma no gasta dinero en las localidades, cada obra pública de las antiguas ciudades romanas han sido pagadas por las aristocracias. Este afán culmina en el siglo III d.C.

Y hasta aquí llega la clase de hoy, se que os habéis quedado con ganas de saber pero no os preocupéis, que en un tiempo volveréis a tener otra gran entrada de las mías.
Roma siempre ataca más fuerte

4 bramidos

Dimitri F. bramó... 22/1/13 23:24

Mola cantidad, ahora comprendo la idea que iba detrás de la frase "divide y venceras", buena entrada!

JFDP13 bramó... 23/1/13 1:42

Yo siempre había interpretado la frase a la inversa, que si divides a tu enemigo vencerás, no que si te divides a ti mismo obtendrás la victoria. Interesante César, buen trabajo!

|X| bramó... 23/1/13 16:06

Interesante, sí. Eso sí, se agradecerían espacios entre los párrafos, se ve todo demasiado compacto.

Galbix bramó... 24/1/13 16:46

Me gusta la entrada.

Por cierto, es curiosamente paradójico que esta misma filosofía demográfica fuera la que llevó a Roma a esplendor, y también -más tarde- la que terminaría haciendo caer al gran imperio por la multitud de grietas internas, ¿o me equivoco? (<- lo pregunto porque ha sido una deducción en base a lo que ya sé, más que nada).

Para esta entrada y futuras: el justificado de textos y los espacios entre párrafos son tus amigos, con esos pequeños detalles haces que el texto luzca muchísimo más interesante. "Interesante" como sinónimo de "que predispone a la lectura", quiero decir.