[Random]

9 sept. 2012

Grandes acontecimientos en la vida de un romano I

Muy buenas seguidores de FTS, me dirijo a vosotros en estos oscuros días para hablaros de aquel al que llaman, Publio Quintilio Varo (abucheos).
Aunque todos le conoceréis como aquel insensible y enemigo de la mismísima Roma que mandó a la muerte a ¡¡¡¡TRES LEGIONES CON SUS ÁGUILAS Y TROPAS AUXILIARES!!!!
Pero antes de empezar a contar tal terrorífica historia guardaremos cinco minutos de silencio en honor al gran Eneas, hijo de dioses y fundador de Roma.

5 minutos después

Y ahora gritaremos a las quince Gladius sin entrada de aire; ¡ROMA AL REVÉS ES AMOR!




No se puede hacer una entrada sin el increíble estandarte de Roma.


Una vez hecho esto podré empezar a contaros la historia de una de las mayores vilezas que tuvo que aguantar Roma.

Pues sí, es cierto, Varo desde el principio fue enemigo de Roma. Su padre, Sexto Quintilio, participó en le guerra civil en el bando republicano (esta guerra civil surgió a partir del asesinato de Julio César y se enfrentaron dos bandos; los leales a César y los leales a la República, duró del 49 a. C. hasta el 45 a. C) y su final llegó después de la Batalla de Filipos, cuando se armó del poco honor que tenía y se suicidó.
Tiempo después Varo consiguió la confianza de Augusto, por lo que se casó con Vipsania Marcela, nieta del Emperador.
¡¡¡Que desfachatez confiar en alguien como Varo!!!
Como era de esperar en el años 13 a. C. fue nombrado procónsul y enviado a Siria.



A este sitio tan recóndito fue enviado


Aquí increíblemente hizo algo bien y fue; apagar el levantamiento en Judea después de la muerte de Herodes I El Grande. Le conoceréis por un hecho bastante conocido especialmente por los cristianos. A este hecho se le llama La Matanza de los Inocentes, y trata sobre un orden que dio Herodes para matar a todos los niños nacidos en Belén y que fuesen menor de dos años.
Según se dice no era malo, solo que tuvo un mal despertar, ¿Quién no se ha despertado y le han entrado ganas de matar niños? (humor negro)
Pero su vileza fue incontenible y consiguió un gran riqueza en este territorio dejándola pobre. Es conocido un dicho sobre su estancia en Siria.
"Llegó pobre a una provincia rica y salió rico dejando una provincia pobre"
Pero no acaba aquí la cosa, en el año 9 a. C. Augusto le envió a la provincia de Germania Magna para que afianzara el poder de Roma y llevase consigo la romanización a este territorio. Las legiones que le encomendaron fueron la; XVII, XVIII, XIX, que habían sido condecoradas con el águila dorada.
Y lo único que se le ocurrió hacer es adentrarse en el bosque de Teotoburgo...
¡¡¡Noooooooooooooooooooooo, no te adentres en el bosqueeeee!!!, aunque según se dice fue engañado por Arminio, un caudillo germano de la peor calaña. Cuando Varo se adentró en este bosque, un numeroso ejército de muchas naciones bárbaras estaban al acecho entre los grandes y frondosos árboles. Una vez que el ejército romano se adentró completamente en el bosque la batalla comenzó.
Los bárbaros se abalanzaron sobre los desprevenidos romanos como lobos hambrientos, pero aunque la batalla la tenían ganada, comprobaron la ferocidad de las fuerzas de roma.


Aquí vemos una estatua de Varo, el Engendro de Roma

No hubo ningún superviviente a este inmenso ataque.
Esta derrota supuso una gran pérdida para Roma. En la parte militar se dice que murieron 30.000 soldados. Si habéis leído bien, ¡¡¡30.000 soldados de Roma!!! ¡¡¡Por los Dioses como odio a Varo!!! ¡¡¡Que los dioses del Averno se lo lleven!!! Y en la parte geográfica supuso un retroceso de la frontera del río Elba al Rin.


También quedaron malditas las legiones XVII, XVIII y XIX, por lo que nunca se volvieron a utilizar estos números para llamar a una legión.
Tiempo después el general Germánico llega a este lugar y Tácito escribe estas palabras;

Aviso importante, este texto puede herir la sensibilidad de la gente

"En el campo, los huesos de los soldados yacían esparcidos por el suelo, cada uno en el lugar donde había caído defendiendo su posición o huyendo. Había restos de armas y también los huesos de los caballos, mientras que había cabezas humanas clavadas en los troncos de los árboles de alrededor. En estas arboledas se encontraban los altares bárbaros donde habían sido sacrificados los tribunos y los centuriones"

Por eso ante la historia Publio Quintilio Varo no será más que un inepto general y ambicioso romano que lo único que hico en su vida fue llevar la desgracia por donde iba. Eso si, si algún día os encontráis con él le podréis hacer lo que queráis desde pegarle hasta emascularle.

3 bramidos

|X| bramó... 9/9/12 21:11

Esta entrada me ha gustado, a pesar de que estos temas no resultaron atractivos en el apsado. Bien planteada, se ve que lo vives. Eso sí, corrige el "Varo" del último párrafo.

JFDP13 bramó... 10/9/12 10:20

Lo has hecho bien César.

Galbix bramó... 11/9/12 13:08

Yo pondría un trozo más grande de la entrada en portada antes de cortarla con el "more", así queda muy poco apetecible a la lectura.

La entrada guay, muy tuya. Y la numeración en números romanas, como debe ser.