[Random]

14 abr. 2012

Una mirada agnóstica de la Semana Santa (I):
¿Qué demonios es el agnosticismo?


¿Sabe vd. lo que significa "agnóstico"? No, no me voy a poner a hablaros de "usted" a estas alturas de la película, es más bien un intento de resaltar el tono serio (¡serio! este no es mi blog, me lo han cambiao') de la pregunta. Antes de que os apresuréis a contestar, dejadme contaros un pequeñísimo relato para facilitar una respuesta afín a la realidad:

A veces -en el colegio- el profesor de turno pedía, tras haber leído alguna palabra raruna en un texto de clase, que levantaran la mano los que sabían qué significaba ese concepto exiguo. Y nosotros (o "yo", si os incomoda que os identifique con la situación), adalides del conocimiento a pesar de nuestra corta edad, alzábamos con decisión (o tímidamente, esto ya dependía de cada uno) el brazo a pesar de que la palabrita nos sonaba de oídas, y a veces ni eso. En el peor de los casos, te elegían precisamente a ti, y solo acertábamos a justificar que sabíamos lo que significaba, pero no explicarlo.

Esa última frase es la clave, una falsa sensación de entendimiento que se desmorona tan pronto nos llega el turno de -precisamente- explicarnos ante alguien o algo. Y como no quiero que a vosotros, apreciados lectores, os pase lo mismo que me pasó a mí en mi infancia (y ahora también un poco, sino que me da pudor admitirlo), empezaré la entrada dejando claro el concepto de "agnosticismo" y, sobretodo, lo que lo diferencia de otras formas no-teístas de ver la religión. Ante todo, perdonad el ladrillaco todos aquellos que ya conozcáis realmente el término, pero he intentado sintetizarlo de la manera más amena para que tampoco resulte especialmente pelmazo. Dicho esto, os animo A TODOS entrar, conocedores y ajenos, al maravilloso mundo del agnosticismo.

·····

Tradicionalmente, se ha asociado el termino "agnóstico" ha sido relacionado a algo así como un "ateo cobarde", sobretodo entre los propios ateos totalmente convencidos de la no-existencia de Dios. El porqué de esta creencia no es arbitrario, y está relacionado con la vaga definición que el resto de los mortales suele tener sobre el agnóstico: "que no sabe si Dios existe o no". Esta descripción puede parecer similar a la "oficial" -entrecomillado por la cantidad de matices que explicaré en los parrafos de más abajo- en la forma, pero tan pronto indagamos un poco resulta obvio que dista mucho de lo que un agnóstico verdaderamente es. Así, la Wikipedia -obligado punto de referencia- define en su entradilla el agnosticismo como:

(...) aquella postura filosófica o personal que, a grandes rasgos, considera inaccesible para el ser humano todo conocimiento de lo divino y de lo que trasciende o va más allá de lo experimentado.

Más adelante, nuestra amiga la Wiki matiza, o -mejor dicho- diversifica acertadamente su explicación en agnosticismo fuerte y agnosticismo débil, siendo el primero más cercano a la definición general de agnosticismo antes dada. El agnosticismo débil, por el contrario, considera que sí es posible que la especie humana llegué conocer con certeza la existencia de Dios, pero que esta certeza todavía no se ha alcanzado en nuestra sociedad actual. Estas dos alternativas suelen englobarse en lo que se define como agnosticismo interesado, "interesado" porque considera que -a pesar de ser o no posible de alcanzar- el conocimiento sobre la existencia de Dios es interesante o útil como objeto de estudio. Opuesto a este último término, está el apateísmo, que considera este conocimiento como inutil o no relevante para cualquier persona. Así, dentro de las posibles combinaciones tenemos:


· Agnóstico Interesado. Para él, conocer la existencia o no de Dios es provechoso. Se divide en:

 > Agnóstico (Interesado) Fuerte: Sin embargo, este perfil al mismo tiempo considera que ese conocimiento es imposible de alcanzar.
 > Agnóstico (Interesado) Débil: Por el contrario, aquí el sujeto si cree que la existencia de Dios puede ser o no verificada en algún momento, pero ese momento aún no ha llegado.

· Agnóstico Apático. Como he dicho antes, el agnóstico apático no considera relevante saber si Dios existe. Matizado en:

 > Agnóstico (Apático) Fuerte: Además, piensa que esa certeza jamás se podrá alcanzar.
 > Agnóstico (Apático) Debil: Aquí, en cambio, si ve posible que llegados a cierto punto esta existencia sea verificable.

¿Sabeis que incluso se puede ser ateo y agnostico al mismo tiempo? Cualquier persona puede decidir no rendir culto a ningún dios y al mismo tiempo reconocer que su existencia es innacesible al ser humano -eligiendo la definición más generica de agnosticismo-, perfectamente compatible y además muy usual. Para terminar con esta parte, señalar que existen más de una decena de términos para definirse a uno mismo en el amplio abanico teísta y no-teísta. Palabros como ignosticismo, que opta por cuestionar la propia semántica de la palabra "Dios" -o del Teismo mismo- antes de responder la pregunta "¿Dios existe?"; misoteismo, literalmente "odio a Dios", que considera a la hipotética deidad (o deidades) como no-completamente-buena, o puramente malvadas; antiteismo, una postura aún mas extrema que el ateísmo, que ataca a la idea misma de "religión", oponiéndose totalmente a esta; panteismo, que considera a Dios como todo el Universo que nos rodea, por ende Dios lo sería todo (no confundir con la idea de "Omnipotencia" cristiana); nihilismo dicho de quienes no creen en nada, que se atribuye a aquellos que creen que la vida no tiene ningún significado, ningún fin último que debamos perseguir ni nada similar;...

Estos no son, ni mucho menos, todos las "otras" posibilidades dentro de lo que tradicionalmente se presenta como: creyente/agnóstico/ateo. No sé si habréis notado que a un servidor todo esto le parece fascinante de cabo a rabo, y que algunos de estos atributos darían por si solo para toda una serie de entradas al respecto. Pero no, yo he venido aquí a hablar de mi libro. Y de mi Semana Santa. Mejor olvidad lo del libro. Solo la Semana Santa. Sí, eso.


Thomas Huxley, inventor del adjetivo "Agnóstico". Patillacas épicas marca de la casa.

Bueno, espero que no os haya resultado demasiado pesada esta "iniciación", digamos que lo que acabáis de leer (o no) ha sido el fragmento más monótono de la entrada, que necesitaba explicar bien para asegurarme de sentar las bases para lo que viene despues. De nuevo, perdónenme los que ya conocían todo esto.

Y ahora supongo que toca hablar un poquito de mí, de cómo veo todo esto y dónde me coloco. De primeras, simpatizo con el agnosticismo porque lo encuentro mucho más variado que el ateísmo, de forma que puedo crear mi propio "agnosticismo personalizado", esto es, seleccionar mi propia forma de entenderlo. Sí, chorrecientas lineas explicándoos qué es el agnosticismo y ahora voy yo y no me quedo con nada de interior. Pues no, tampoco es así, más bien lo que hago es matizar un poco y adecuarlo a mi manera de pensar. Yendo, un poco atrás en el tiempo, cuando se produjo mi ragequit del cristianismo católico tras años -unos 13 o 14, diría yo- sin ni siquiera saber que existía la opción de no creer en Dios, yo era un ateo convencido. Es más, la religión me parecía algo estúpido, no conseguía verle el sentido a todas esas cosas que me habían contando sobre ángeles, vírgenes e inundaciones varias. Con el tiempo, mi percepción de la religión ha cambiado considerablemente, sin ir más lejos es un tema que me interesa, sobretodo porque creo que las religiones han estado vinculadas de manera intrínseca a las sociedades del pasado (y lo siguen estando en las actuales, aunque de manera mucho más leve, aunque también depende del factor demográfico), e incluso han moldeado la manera de pensar de generaciones. No las valoro moral ni éticamente, aunque no tengo inconveniente en señalar las incongruencias ideológicas de una gran masa de creyentes (católicos, que es lo que me pilla más cerca) en la actualidad. Y de nuevo me voy por las ramas, a lo que vamos: ¿qué demonios creo yo entonces?. Para que todo sea mucho más sencillo, usaré la formulación de Dawkins sobre teísmo, donde 1 es certeza absoluta de la existencia de Dios y 7 su totalmente opuesto. Bien, usando esta escala, yo estaría entre el 5 (menos del 50% de posibilidades de que dios exista) y el 6 (probabilidades de que Dios exista en torno al 25%). Queda claro que asumo el porcentaje de que un ser superior exista como bajo, pero toca matizar de nuevo: la clave esta en que, a pesar de que tiendo a pensar que Dios no existe, en el supuesto (y por esto, ese porcentaje) de que existiera, sé que su cognoscencia no es posible en la actualidad e hipoteticamente solo lo sería en un futuro muy lejano. He aquí la razón principal por la que me gusta definirme como ateo si no veo posibilidad de explicarle todo este rollo a la persona en cuestión. Pero no, soy un agnostico convencido (¡oxímoron!), después de mi tozudez repetitiva espero que al menos eso haya quedado claro.

·····

Para culminar, os animo a leer algunos de estos artículos relacionados con el tema:

> ¿Qué es el agnosticismo?

> ¿Existe Dios? El argumento cosmológico.

> ¿Soy ateo o agnóstico?, de Bertrand Russell:
Como filósofo, si estuviera dirigiéndome a una audiencia puramente filosófica, debería decir que tendría la obligación de describirme a mí mismo como un agnóstico, porque no creo que haya un argumento concluyente con el cual uno demuestre que no hay un Dios. Por otra parte, si voy a expresar la idea correcta al hombre común en la calle, pienso que tendría que decir que soy un ateo, porque cuando digo que no puedo probar que no existe un Dios, debería igualmente agregar que no puedo probar que no existen los dioses homéricos.
·····

Y al final, como me suponía, aún no he escrito nada acerca de mi Semana Santa propiamente dicha. Para todo aquel que haya tenido el coraje de leer hasta aquí, sepa que mi segunda (y, en teoría, última) entrada sobre este tema contaré de primera mano mis impresiones tras vivir "intensamente" los días claves de la Easter Week Sevillana. Y será infinitamente más ameno, lo prometo. Con anécdotas y un Jesus bailarín y todo eso que tanto os gusta. Palabra.

12 bramidos

JFDP13 bramó... 14/4/12 19:34

Qué ignóstico soy.

Jero-chan bramó... 14/4/12 20:23

"Pero no, yo he venido aquí a hablar de mi libro."
xDD.

Me ha gustado mucho la entrada, Galbix, has tocado un tema muy interesante y, además, como siempre lo abordas de forma muy amena ^_^

A mí me faltan términos de los que describes. Necesito uno que sea de agnóstica interesada que cree que ahora mismo no podemos saber si llegaremos o no a saber de su existencia. Por otro lado, también soy nihilista, puesto que creo que la vida no tiene ningún significado concreto más que el que nos viene por la propia naturaleza, de reproducirnos y preservar la especie.

Por otro lado, son sólo pensamientos de lo que me parece a mí, que soy algo minúsculo en la inmensa humanidad, que puede ser más plausible. Obviamente, a la vez, soy también consciente de que mis opiniones pueden estar en lo cierto o no, y que nunca sabré si lo están o no.

Ya me largo xD.

PD: Me guardo los artículos para leer luego ^^

|X| bramó... 15/4/12 12:21

Panda de ignorantes... Todo el mundo sabe que Dios existe y es un tío verde con poderes mágicos procedente del planeta Namek que vive en lo alto de una torre enorme con un negro regordete como criado.

Galbix bramó... 15/4/12 15:03

JFDP13

Suena faltón.

Jero

Uy Jero, que me sonrojas y todo con los halagos xP

Entonces, simplificando, eres una Agnóstica Interesada que ahora mismo no se puede definir entre Fuerte o Débil, porque opinas que aún no tenemos la capacidad para hacerlo. Corrígeme si me equivoco, tu frase era un poco intrincada y me ha costado pillarlo xD

Somos minúsculos en comparación con el universop, sí, pero solo físicamente. Los pensamientos, las ideas, pueden ser enormes.

Y comenta sin miedo, oye, sabes que aquí el primero que hace tocho-comentarios soy yo. Y a mucha honra.

|X|

¿¡Pero qué dices, insensato!?

Dios es tejano, tiene la barba rojiza más masculina del planeta y ha contado hasta infinito. Dos veces.

JFDP13 bramó... 15/4/12 15:15

Eh, que yo soy un EXPERT en tochopost, una vez me dieron una medalla y todo.

Jero-chan bramó... 15/4/12 20:30

Exacto, eso mismo ^_^

JFDP13, tú eres experto en escribir 30 veces el mismo comentario con leves modificaciones. Me llegan las respuestas al correo y siempre veo mil tuyas casi idénticas, es divertido ponerse a buscar las diferencias xD.

cid bramó... 15/4/12 21:47

Muy buena entrada.

Yo me quedo (por ahora) con la idea de Kant de que no podemos (ni podremos) saber nada de Dios.

JFDP13 bramó... 15/4/12 23:11

Ay... Que vergoña <=I

Y Cid... comentarios como el tuyo me impulsan a decir lo que aún no se debe decir =F

Aralay bramó... 15/4/12 23:44

Si que hay agnosticismos o.o
Durante un tiempo fui nihilista (como Jero), aunque mi perspectiva de estas cosas ha ido cambiando a algo extraño y difícil de definir para solo un comentario XD pero tibia como siempre, me sitúo a día de hoy en el 4 de Dawkins.

PD: Apoyo a |X|

Galbix bramó... 18/4/12 22:09

cid

¡Gracias!

Kant iba un poco según le daba la vena, tan pronto negaba la posibilidad de conocer con certeza la existencia de Dios (la propia definición -o una de ellas- del agnosticismo) como hablaba del "Reino de Dios" y su influencia en la vida de los hombres. No es de mis filósofos favoritos, sin duda.

Aralay

Y yo os animo a escribir todo lo que queráis, precisamente lo que pretendía con esta entrada era crear debate y apreciar las ideas de los demás.

Pues eres una agnóstica pura y dura, siéntete orgullosa =P

No le des bola a |X| con el trolleo, mujer, que se nos crece.

---> and JFDP13

En consecuencia con lo que has dicho del ignosticismo:

Mi opinión sobre el mismo concluye que todos los que nos hemos preguntado alguna vez la dichosa cuestión ¿Dios existe? (o, como me gusta transformarla: ¿Creo yo que Dios existe?, un matiz importante que necesariamente de toda una entrada para explicar. Y lo haré), si lo hemos hecho con un poco de sentido juicioso e (hipotética) imparcialidad, hemos terminado efectivamente cuestionando el término "Dios". Yo lo he hecho, al menos, y a día de hoy me sigo considerando en cierta medida ignóstico (que es totalmente compatible con ser agnóstico, lo otro es solo un matiz de mi posición teológica) por considerar -también a título personal- que las definiciones están supeditadas totalmente al contexto, de tal manera que "Dios" es algo distinto según la ocasión.

Toma ya.

Aralay bramó... 2/5/12 12:54

No le doy bola. Creo debate (?) ¿No es lo que querías? =3

Galbix bramó... 3/5/12 23:41

Claro. Aunque tendríamos que crear un neologismos para definir la postura de Xabi...

...¿Nameknóstico?

Nada, mejor no, suena fatal.