[Random]

20 oct. 2011

Ore no Imouto Titulomulargo [Foto-Reseña]

Ore no Imōto ga Konna ni Kawaii Wake ga Nai, ahí es nada chavales.

Portada de la primera novela. Carne de meme.

Como hoy me he levantado con la vena cabrona (más que de costumbre, quiero decir) y me huelo como va a acabar esto, voy a poneros un poco en antecedentes sobre todo esto antes de entrar al trapo. Ore no Imōto ga Konna ni Kawaii Wake ga Nai, o "Mi hermanita no puede ser tan linda" o "ONIGKNKWGN" o "Imouto nosequéostias" -como prefiráis- es el titulo de una serie de novelas ligeras (libros con ilustraciones caguays, para los neófitos del mundillo) allá por 2008 (la mayoría de datos siguientes son cortesía de Wikipedia, como podéis imaginar), cosechando un éxito suficiente como para ser adaptada al manga en 2009 y al anime en 2010. Y este último es del que vamos a hablar en esta entrada, dado que no he tenido el gusto (o disgusto) de leer la novela ni los tomos del manga (aunque, por lo que he podido averiguar, en Submanga tenéis alguna cosilla), pero no sin antes presentaros la sinopsis (escrita así...de memoria):

Kyōsuke Kōsaka, un estudiante de instituto normal y corriente de 17 años que vive en Chiba,1 no se ha llevado bien con su hermana pequeña Kirino en años. Por más que intente recordar, Kirino siempre lo ha ignorado y mirado con rechazo. Parecía que la relación entre Kyōsuke y su hermana, de 14 años, continuaría así para siempre. Sin embargo, un día, Kyōsuke encuentra una carátula de DVD de un anime de magical girls llamado Hoshikuzu Witch Meruru (星くず☆うぃっちメルル? Stardust Witch Meruru) el cual estaba tirado en la entrada de su casa. Para la sorpresa de Kyōsuke, dentro de la carátula había escondido un videojuego para adultos llamado Imōto to Koishiyo! (妹と恋しよっ♪? Love With Little Sister!). Kyōsuke intenta averiguar quién es el culpable al que se le cayó el DVD sacando el tema de las magical girls durante la cena. Todo lo que consigue es una fuerte negativa de sus padres, especialmente de su padre, un policía anti-otaku. Esa noche, Kirino entra en la habitación de Kyōsuke y, a pesar de ser la primera conversación que tienen en años, dice que "tienen cosas de las que hablar". Kirino lleva a Kyōsuke a su habitación y le enseña una gran colección de anime y de juegos lolicon que ha estado coleccionando en secreto.

Si habéis prestado algo de atención al texto anterior, sabréis discernir que este tipo de argumento promete emociones fuertes y no aptas para mentes fácilmente susceptibles, por lo que será mejor que os agarrais al objeto firme más cercano que tengáis a mano y evitáis a toda costa sacar la cabeza por la ventanilla.

Tranquilos todos aquellos que anden perdidos,  antes de aventuraros en el maravilloso (y mucho menos cansado) mundo de las foto-reseñas, os explico de que va esto: estáis a punto de adentraros en un carrusel idílico de imágenes que, de alguna forma, os harán ver, escuchar y en definitiva sentir todo lo que yo mientras visionaba este anime de titulo ridículamente largo. Como se que os da miedo eso de avanzar solitos hacía lo desconocido, un servidor se congratula en anunciar que hará de improvisado guía en este viaje. Ahora si que si, al lío: