[Random]

15 jul. 2011

Viaje a Milán: Concierto de SOAD [+ Locura - Descanso]

~~Atención, tochaco de entrada y con un buen puñado de videos. Preparad vuestras pupilas~~


Miércoles 1 de Junio, 20:00h. Un servidor, JAL, el distinguido señor |X| y un individuo ajeno al blog al que llamaremos C.sar (para preservar su intimidad) nos encaminábamos hacia el centro de Getafe, dispuestos a apoyar una pegada de carteles con motivo de la acampada en Sol (si, en esos días todavía persistía) y ya de paso prepararnos para uno de los madrugones más intensos de los últimos meses. Así, y tras patearnos medio distrito empapelando el lugar de información acerca del 15M, nos reunimos en el lugar estratégico (bueno, antes echamos un par de partidas al Brawl, para que negarlo) acordado previamente: "La casa de JFDP13". El misterioso C.sar desapareció antes de que pudiéramos darnos cuenta, pero creemos que tenía algo que ver con el libro 'Madame Bobarie' y el escenario 'Destino Final' del SSBB. Así pues, aguantamos como pudimos y sin desplomarnos hasta horas antes de la salida.

Jueves 2 de Junio, 03:30h. Equipados con los enseres necesarios para el viaje (bocadillos, agua, cámaras y una bolsa de 'bombones', obsequio de la madre de J13, que acabó derretida en una papelera cercana a los alrededores del concierto) subimos al vehículo que nos conduciría hasta las MISMÍSIMAS PUERTAS DEL... aeropuerto. Nos tocaba viajar en la T1, y el vuelo no salía hasta las 6:00h de la mañana, pero a alguien se le ocurrió que debíamos estar al menos dos horas antes (si, JAL, te estoy mirando a ti), por lo que allí estábamos... a las 4... sin demasiado que hacer... y esperando. Destaco el verbo "esperar" porque ese sería sin lugar a dudas el palabro que mejor definiría toda la travesía en si (bueno, quizás "épico" sería adecuado para System, pero eso viene más tarde), muy pronto entenderéis el por qué.

06.30h. Por fin estábamos en el avión, deseando descansar un rato antes del día rompeclavículas* que nos quedaba por delante. Sin embargo, nada más entrar, un curioso panfleto captó nuestra atención:

   
Agrandadlo e intentad descifrar su oscuro significado.

Con todo el staff junto al amigo Morfeo (excepto yo, evidentemente, eso de dormir es para débiles), la travesía de apenas dos horas que separa Madrid de Bérgamo (Milán) pasó más rápido de lo que tardo en liberar mi semilla. Un buen consejo para el futuro: nunca compréis nada en los vuelos de Ryanair, son un timo como una catedral de grande. Y tampoco rasguéis mucho la pared, los aviones de papel no son el súmmum de la seguridad, por desgracia.
* No echas en falta una cama hasta que te toca apañártelas para dormir sin ella.

08:30h. Territorio Italiano, un poco más lejos de casa y un poco más cerca de Berlusconi, inquietante. Nada más llegar, nos dirigimos hacia la venta de billetes de autobús, rumbo a Milán Capital. No fue demasiado difícil, con 12 euros y un inglés chapucero conseguimos subirnos al siguiente bus, que salía en apenas 20 minutos hacia Milano Centrale. Entre cabezada y cabezada -no os equivoquéis, estábamos totalmente ON y listos para el concierto, pero un descansillo improvisado nunca viene del todo mal- llegamos al centro neurálgico de la ciudad. Cabe destacar la entrada del Metro (en realidad no estamos seguros de sí era exclusiva para eso o también compartía instalaciones con la terminal de autobuses, pero lo cierto es que era soberanamente grande) y el servicio de bicicletas gratuitas, que vendría bastante bien tener por estos lares.

Espeluznante imagen extraída por J13 del metro de Milán.
10:30h. No fue precisamente fácil llegar hasta la zona del 'festival', más que nada porque nuestra mejor baza -seguir a todo aquel con una camiseta de SOAD- quedo inutilizada tan pronto un par de fans se bajaron en paradas distintas. A pesar de todo, finalmente la zona cero, el propósito de todo el viaje a fin de cuentas, estaba delante de nosotros, expectante. Y no, no digo "expectante" para que quede más poético, la realidad es que hasta las 11:30~12:00 (el calor afectaba a mi memoria, perdón) no pudimos siquiera acceder al recinto que horas más tarde desembocaría en desenfreno y locura. Pero lo más hardcore llegó después: tras observar el abusivo precio de las camisetas en el recinto (de 30€ no bajaba la cosa), decidimos asegurarnos un sitio privilegiado en la zona vallada -la más cercana al escenario- y esperar allí a que empezaran a tocar. Pero claro, una cosa es decirlo y otra muy distinta esperar cuatro horas sobre el duro suelo y observando como la cosa se llena más, y más, Y MÁS.

El recinto nada más abrir las puertas.

Explicación añadida: delante del escenario había una zona semicircular delimitada por vallas a la que solo se podía acceder por una zona, donde el tránsito de personas era bastante lento. Si no me equivoco a partir de cierto momento en el que esta zona ya se había llenado bastante, ya no dejaban pasar a nadie, salvo que llevase una pulsera que te daban cuando salías de allí. Para mí fue una idea genial, ya que no quiero saber como hubiéramos estado durante SOAD sin este dispositivo, sumando a la dificultad que era estar ahí de pie las mareas que viniesen desde más atrás.
16:30h. Finalmente, y tras las pruebas de un par de pipas bastante animadetes, los teloneros irrumpen en el escenario con fuerza: Anti-Flag. Antes de continuar, aclararé que lo aquí expuesto es mi opinión personal sobre los distintos grupos, no necesariamente la de todo el staff en conjunto. Como decía, los Anti-Flag comenzaron a tope y se fueron igual, lo que de alguna forma ayudó a que la gente -la mayoría entumecidos de tanto esperar- se despertara y cogiera algo de ritmo. Sobre la música en sí, cumplieron sin más, e incluso dejaron alguna canción interesante como la que os dejo aquí abajo:


17:30h. El siguiente en salir fue el único grupo que conocía entre los teloneros: Volbeat.

...No, ese Volbeat no.        

Para mi fue, tras SOAD, la mejor actuación del día. Ritmos de Rockabillity + Metal alternativo (ese termino que engloba todo lo que suena a metal, pero no lo es por diversos motivos) son una combinación original y fresca que termino de despertar a los más aletargados. Este tema, Heaven Nor Hell, posee una fuerza que define muchas de las canciones del grupo:


18:45h. La tercera actuación correspondió a los estadounidenses Sick Of It All (SOIA), que abusaron demasiado de los altavoces y terminaron defraudando. No soy un detractor de las voces guturales y los grititos de vez en cuando, pero cuando basas toda tu canción en esto, termina siendo realmente difícil sacar algo bueno. O quizás es que simplemente ellos no consiguieron sorprender ni emocionar al público, o más bien hablas solo por ti, porque el público estaba lo suficientemente emocionado para embestirse como ñus en celo. Yo añado que los italianos me dejaron la impresión de ser, cómo decirlo, algo engreidos y broncas, aprovechaban cualquier canción para formar un corro, sacar pecho y empujarse contra los demás (la chulería que no falte). Tampoco me gustaron, mucho ruido y pocas nueces (musicales), aunque el bailecito del guitarrista tenía su gracia. Eso sí, inclúyenos a JAL y a mí contigo, porque tampoco nos moló mucho. Os dejo un clip para que juzguéis por vosotros mismos:


20:00h. Llevabamos casi 10 horas en el recinto, y se podía decir que no cabía ni un alfiler entre los allí presentes. Cabe destacar que, a pesar de la aglomeración, el clima -vientecillo y no demasiado calor- evitó que aquello empezara a oler a humanidad, incluso cayeron un par de gotas en algunos momentos. Turno del cuarto invitado: Danzig. Puede que fuera por la proximidad de lo que todos realmente habíamos ido a ver, o quizás simplemente por que su estilo musical no cuajó entre el público, o porque hubo continuos fallos técnicos, que al final, dejaron el micrófono del cantante sin funcionar y a él desgañitándose para que su voz (la poca que le queda, que eso hay que sumárselo a los fallos de sonido) se escuchase, con escaso éxito, pero el espectáculo solo puede definirse de fracaso. Incluso tuvieron que abandonar el escenario antes de tiempo, entre otras cosas porque la gente no paraba de tirar botellas al escenario y a la banda, en una ocasión acertando de lleno en el cantante, que recogió el objeto y lo lanzó, airado, de vuelta. Daba lástima ver cómo se esforzaba para cubrir el fallo del micro mientras el público actuaba como primates. ¿"Tuvieron que abandonar"? Tenían unas ganas tremendas de marcharse de allí. Es una pena ver músicos sin ganas de hacer música. De todos modos, la gente reclamaba a Serj y compañía y no había más que hacer. Una pena, sus canciones almenos merecían ser escuchadas:


21:30h. Por fin. Un telón blanco cubría el escenario principal y lo único que podian leer los espectadores era: "SYSTEM OF A DOWN". Tras algunos minutos de tensión, espectantes, las luces se atenuan y comienza el espectáculo (A continuación os dejo los momentos más memorables, o algo así):

· Prison Song: Ni más ni menos. El mítico redoble de bateria abre una de las mejores actuaciones que he podido vivir en directo. El telón cae y la euforia colectiva convierte a los allí presentes en una masa humana que se balancea de un lado a otro, en una especie de caos ordenado. Al terminar este primer tema me di cuenta de que me había separado del resto del Staff. Solo diré que tuve que esperar al final del concierto para volver a verlos. Sin duda te dejaste llevar, jeje. Nosotros tres permanecimos juntos hasta el final. Así pude ser testigo del trance/éxtasis que experimentó JAL.

No tiene muy buen audio, pero sirve para que veáis el comienzo del concierto.

· Cigaro: Tras una genial introducción de Daron, uno de los momentos más divertidos de todo el concierto fue esta loca canción tan característica de ellos. Solo por este tipo de cosas, valió la pena. Para el que no se apañe con el inglés, el tío empieza diciendo que quien tenga a su novia cerca le de un abrazo, etc, para seguir con la oscena letra de dicha canción. Fue un puntazo.


· Lonely Day: Un punto de inflexión con las anteriores. La solitaria balada que amansó a todos los allí presentes y nos dejó algunos momentos de tranquilidad durante aquella locura. Serj al teclado y cantando junto a Malakian, genial.


· Sugar: El colofón final, tras Toxicity, que terminó de apuntalar lo que se había convertido ya en un concierto magnifico. La calidad de este último vídeo es tirando a penosa, pero espero que podáis captar el ambiente que se vivía en el lugar. System of a Down en estado puro, señores... just EPIC.


23:30h. Y sa' cabo. Es significativo comentar que tardé aproximadamente 30 minutos en poder salir del recinto y reunirme con los demás en la boca del metro (que es donde habiamos quedado por si nos separabamos durante el concierto). Allí me pillé una camiseta de System bastante falsa (por 15 eurillos) y también una botella de agua para poder hidratarme un poco (el agua era un liquido preciado en la zona vallada, bastante difícil de abandonar con tanta gente). Volvimos en el metro -que abrió las puertas gratuitamente al ver la cantidad de gente que intentaba entrar- y este terminó el recorrido una parada antes de nuestro destino (por joder, más que nada -y sin avisar-), por lo que tuvimos que hacer el resto a patita. Cenamos en un restaurante enfrente de la Catedral de Milán, donde nos sajaron una buena cantidad por pizzas y agua. Era de muy, MUY pijos. Incluso, nos sentamos al lado de un grupo de amiguitas por cuyo aspecto se deducía que tenían pasta suficiente para protagonizar como poco 10 temporadas de "Mujeres Ricas". Eso sí, la pizza es de las tres mejores que he comido en mi vida. Otorgo al local una estrella del Jorge, que significa "volveré a por más ;D, y también a comer"

Nuestras vistas desde el restaurante, pero de noche. (Imágenes NO cedidas por |X|)
Finalmente, tomamos el autobús de vuelta al aeropuerto (momento también aprovechado para dormir) y a las puertas de la zona de embarque echamos unas buenas cabezaditas (que ya hacían falta). Sobre el vuelo de vuelta, resta decir que nadie se enteró de nada, estábamos todos más muertos que Chanquete. Y así, la crónica de esta loca aventura, pero al mismo tiempo excitante, llega a su fin. Gracias por leerme y...

¡Nos vemos de nuevo en la próxima entrega: Azkena Rock Festival!

4 bramidos

Aralay bramó... 16/7/11 19:08

¿Tochaco dices...? y yo que me esperaba un bibliopost de proporciones épicas...
Bueno, será que es una MUY BUENA lectura y que por eso se me ha pasado volando [":roll:"]

Pero por si no queda lo suficientemente claro... ¡Genial la entrada! Buenas anécdotas acompañadas de buena música, ¿qué más se puede pedir? (?) [En serio no conocías Anti-flag? o.o]

La verdad, estoy loca por ir a un concierto de SOAD, pero ya habrá oportunidades x3 Me alegra que los disfrutaseis tanto XD

Galbix bramó... 17/7/11 1:49

¿Te ha defraudado? La verdad es que al final no ha quedado tan largo como esperaba (en mi defensa diré que eliminé un párrafo en el que se me fue un poco la pinza y empecé a divagar).

No, no conocía a Anti-Flag ni a SOIA.

Estaría bastante bien que se pasasen por España, yo volvería a verlos de cabeza xP

¡Gracias por el comentario!

Aralay bramó... 17/7/11 13:16

¡Que dices!¿Defraudado? *Collejón volador* ¬¬

Y los párrafos en los que se va lejos la pinza no se borran nunca! Se ponen en [hide] con advertencia previa u.ú XD

Anda ya... que gracias ni que nada x)

Galbix bramó... 17/7/11 16:13

No era necesaria la colleja, eh, solo preguntaba (xD)

Debería haberlo guardado. El problema era que no tenía nada que ver con la entrada original -cosa que me pasa en el 95% de las entradas- y no era plan de meter relleno innecesario en las entradas.

Nunca queda mal un gracias.

P.D: Antes de que se me olvide, es probable que me pase por Sevilla a mediados/finales de Agosto =D