[Random]

3 may. 2011

Psicología: ¿altruismo? ¿O egoísmo?

Bueno, pues como tuvo éxito mi anterior entrada de corte psicológico, de vez en cuando repasaré compartiré con vosotros mis conocimientos. Aclarar que salvo que diga lo contrario, nada será creación de un servidor, serán descubrimientos/teorías de otros. La APA (Asociación de Padres de Alumnos American Psichology Asociation) se enfadaría conmigo por seguir su reglamento de informes y de citación y demás chorisandeces que obliga a estar citando a autores y trabajos en cada línea de un escrito (exagerando). Si nombro algún autor/trabajo, será porque merece la pena hacerlo.


Pues hablemos de altruismo. Para empezar, quiero que comprendais la diferencia entre "altruismo" y "conducta de ayuda" (lo cual sirve de escusa para definirlos. El altruismo es una motivación. Es ese algo que aumenta las probabilidades de que una persona actue de cierta manera. La conducta de ayuda es precisamente una conducta (una acción o su ausencia), independientemente de lo que circule por la cabeza del humano. Ambas tienen relación, pero no siempre van de la mano. Se puede producir conducta e ayuda sin motivación altruista, y puede darse una motivación altruista que no origine una conducta de ayuda. Más tarde lo entenderéis.

Otro punto a conocer: la diferencia entre motivación intrínseca y extrínseca. os sonarán cosas como fines y medios, ¿no? pues por ser familir, usaré esa terminología. Una motivación es intrínseca si es un fin en si mismo, mientras que es extrínseca si es un medio para alcanzar otro fin externo a dicha motivación.

Vayamos ya al turrón, con el modelo de Batson. empezemos por los pasos que el enuncia: primero percepción del necesitado (si en el que necesite ayuda se localiza una discrepancia entre los valores de bienestar y su situación), después el sujeto en cuestión adquirirá la perspectiva del necesitado, surgiendo apego, y de este una emoción: la empatía. Este se define por la adquisición del estado anímico de otras personas en uno mismo. De esto surge la motivación altruista, como el deseo de solucionar el problema mediante ayuda. Pero antes de la conducta de ayuda hay algo bastante determinante: el cálculo hedónico, ver si compensa llevar a cabo la conducta de ayuda. Esto último determinará si se lleva a cabo o no. Y por último, si todo lo anterior se satisface, se produce la conducta de ayuda.

Pero este no es el único modelo teórico sobre el tema de la ayuda, no. Otro modelo, llamado modelo de Refuerzos Simbólicos, introduce un asnuto interesante: ¿La ayuda no vendrá originada por egoísmo? este modelo estipulo que la motivación altruista es un asunto egoísta, es la pretensión de mejorar nuestra auto-imagen o auto-concepto, proporcionando satisfacción, o es la pretensión de huir de posibles castigas (que provengan del propio individuo, como remordimientos de conciencia, o de los demás). Este modelo sige unos pasos parecidos al anterior, solo que cambia la parte de emoción (por un estado emocional distinto).
otro modelo estipula que la emoción de empatía que produce la percepción del necesitado es negativa, y que la conducta de ayuda se llevará a cabo para aliviar este malestar.

Si recordais los tipos de motivación, veréis que el modelo de Batson plantea una motivación intrínseca en el altruismo, mientras que el de Refuerzos Simbólicos se basa en motivación extrínseca (aliviar el malestar/mejorar el auto-concepto). además, en este segundo, para el sujeto es necesario que sea el propio individuo el que lleve a cabo la acción y también tener éxito para merecer la recompensa o evitar el castigo. En el último modelo (de emoción negativa) si se da la posibilidad de huir de la situación, el sujeto lo hará, cosa que aliviará su malestar. lo que sea por aliviar el malestar.
Si hablamos del primer modelo, por ser motivación intríseca, para el sujeto lo importante sería que se ayude al necesitado, lleve él mismo la conducta o cualquier persona, porque el fin es ayudar. Además no necesita tener éxito, su fin era ayudar, no algo relativo a su auto-concepto, nada egoísta.


Y de regalo, unos procesos que reducen la posibilidad de que se dé conducta de ayuda mientras más gente haya en un sitio:
-Inhibición por la audiencia: pues eso mismo, la persona tenderá a no actuar por miedo a que su acto sea mal visto por los demás, no sea aprobado.

-Difusión de la responsabilidad: "habiendo tanta gente, ¿por qué voy a ser yo el que ayude? Que lo haga otro, que hay mucha gente que pueda hacerlo." ¿Necesitáis más explicación?

-Influencia social: "si nadie hace nada es porque no hay que hacer nada en esta situación." Ante situaciones de incertudumbre, buscamos referencias en los demás. Somos así por naturaleza, cual borreguito en un rebaño. ¿Habéis oido ese experimento en el que, en una reunión de trabajo en la que solo había una persona no compinchada con los experimentadores, todos los compinchados en cierto momento se suben a la mesa? ¿Y sabéis que un porcentaje alto de los sujetos examinados se subían a la mesa cuando los demás lo hacían? La influencia social puede conseguir hasta que se rompa una norma social. ¿Cómo? Mediante normas sociales del subgrupo, que en ciertas situaciones pueden ser más influyentes que las normas generales del sistema social. Relacionadlo cno el tema de las drogas, o más bien con el inicio del consumo de drogas.

Y ala, a debatir: ¿Altruismo o egoísmo? La ciencia no ha solucionado este debate, y hay mucha gente en cada uno de los bandos

3 bramidos

Jero-chan bramó... 3/5/11 20:11

Pienso que suelen ir juntas, ganas de hacer el bien para otro y, al mismo tiempo, sentirse bien uno mismo. Yo muchas veces ayudo/hago bien a gente que no soporto o me caen mal, y lo hago porque sino no me sentiría bien conmigo misma, o sea, que es egoísta. Si me porto mal estoy fallando en lo que considero una conducta correcta por mi parte.

En cuanto al último apartado, de cómo afecta la influencia de un grupo al individuo, es un tema que siempre me ha despertado interés, sobre todo desde que ocurrió X incidente en un trabajo en el que estaba. Sobre este tema, de nuevo os recomiendo la lectura de mi querido Wiseman, que lo toca en varias ocasiones :)

Un experimento que suelo recordar es el de que siempre es más seguro ir por una calle poco transitada que por una llena de gente, precisamente por lo que has contado de la difusión de la responsabilidad. Si alguien te apuñala y solo pasa una persona por la calle, esta persona es muy probable que te ayude. Sin embargo, si te apuñalan en la calle Pelayo, lo más probable es que los curiosos te miren y nadie haga nada.

Galbix bramó... 3/5/11 22:18

Me encantan estas entradas, para algo debia servir tu (proyecto de) carrera de Psicología, ¿no? Además, ya de paso repasas redactandola y todo xD

Destaco la parte final: lo del experimento donde todos excepto el sujeto en pruebas se suben a la mesa me ha resultado muy interesante. Sin duda, la actitud de las personas cercanas a ti rige gran parte de tu propia vida (lógico, aunque suele pasar inadvertido)

Me explayaré un poco más mañana.

|X| bramó... 3/5/11 23:18

Jero: Sí, yo también pienso que se pueden dar ambas, que ninguno de los marcos teóricos comentados debería excluirse. Se puede dar una situación, la otra, ambas, ninguna... O esa es mi opinión. Tendremos que esperar a que la grandiosisima y verdadera ciencia nos ilumine. Y con una puñalada no sé, pero con cosas más leves, no lo dudes.

Galbi: sí, estaba repasando lo que me había puesto a estudiar este misma mañana, para que negarlo. Alguna más caerá antes de los exámenes, sin duda. Y no espereis ninguna de este tipo las primeras semanas después de los exámenes jeje. No es broma, para una vez que estoy estudiando cosas que me gustan en mi vida, no creo que se me olviden las cosas como me pasaba antes.

Y comentar un capítulo de redes reciente, que intentaré buscar y colgarlo por aquí. Hablaba de influencia social con más detenimiento. Había un experimento que simplemente era bestial: en un pueblo, los investigadores se dedicaron a calcular varias variables (como el peso, por ejemplo) de todos los habitantes durante varias décadas. Flipante, y las conclusiones increibles.