[Random]

28 mar. 2011

Las claves de la (pseudo)política

1. Principio de simplificación y del enemigo único. Individualizar al adversario en un único enemigo. 
2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoria o individuo. Los adversarios han de constituirse en una suma individualizada. 
3. Principio de transposición. Cargar sobr el adversario los propios errores o defectos, respondiendo al ataque con ataque. Si no se pueden negar las malas noticias, hay que inventar otras que las distraigan. 
4. Principio de exageración y desfiguración. Cualquier anécdota es susceptible de convertirse en una amenaza grave para el adversario. 
5. Principio de vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuando más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su compresión escasa; además tienen gran facilidad para olvidar. 
6. Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas hasta la saciedad. Hay que tener presente que si una mentira se repite suficientemente acaba por convertirse en verdad. 
7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8. Principio de verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados "globos sondas" o informaciones fragmentarias. 
9. Principio de silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen al adversario, contra-programando con la ayuda de los medios de comunicación afines. 
10. Principio de transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas. 
11. Principio de unanimidad. Llegar a convencer a muchos de que "piensan como todo el mundo", creando así una falsa impresión de unanimidad.

Esto de aqui son las llamadas 'Consignas de Joseph Goebbels', ¿Os suenan de algo?

7 bramidos

JFDP13 bramó... 29/3/11 0:19

1. Zapatero.
2. Socialistos/Izquierdosos/Rojos asquerosos.
3. No hacen nada.
4. Por ejemplo, las hijas de ZP xD
5. PARO, MISERIA Y CRISIS.
6. PARO, MISERIA Y CRISIS.
7. Cada día, mierda nueva.
8. "Informaciones fragmentarias"... veneno, veneeenooo... este es un GIGANTESCO mal del que sacan gran beneficio muchos. Asco me da.
9. Corrupción.
10. Nacionalismo. Franco. Guerra Civil. Grises y Rojos. Pasado glorioso.
11. ZP dimisión, Rajoy presidente.

¡PP, te elijo a ti!

---

Decir que esto se aplica a más que a la política. En cualquier debate/discusión se encontrará esto. Incluso en conversaciones cotidianas...

Ah, y Gax, hay bastantes faltas ORTOgráficas en el texto. Corrijo.

Galbix bramó... 29/3/11 10:46

Es que estaba siguiendo tu método (?) xD

Nah, serán las que copié de Internet sin modificar.

|X| bramó... 29/3/11 23:27

Detrás de todo esto hay psicólogos, no lo dudeis. Y yo en el título no le pondría el prefijo "pseudo-", es política pura y dura. Si no decidme como es o debería ser (si me decis como "es", en presente, aludiendo a que halla política que no siga esto, os aplaudo y todo) la política sin "pseudo-".

Galbix bramó... 29/3/11 23:32

Precisamente para eso esta el paréntesis, para señalar que no debería ser así pero sin embargo es. A un partido le votas por su plan político. Parece evidente si, pero mucha gente vota a una persona (o a un color) en vez de a una idea.

|X| bramó... 29/3/11 23:58

Yo sinceramente no concibo la política democrática de otra manera. Hazme cambiar de idea, dame ideas en contra de mi escepticismo.

Galbix bramó... 30/3/11 13:20

En mi anterior comentario ya había una idea: "Se debe votar al partido que este más acorde con tus convicciones políticas, no a un individuo o movimiento social".

|X| bramó... 31/3/11 12:56

Dame un ejemplo de movimiento social, que me haga una idea más clara.
A mi ver hay un gran problema, el cual tiene un gran paralelismo con una de mis aficiones (las artes marciales): proceso de guía ante la vidade forma heterónoma. ¿No os lo creeis? Pos ayá voy: eres una persona normal que ha decidido aprender a defenderse, a luchar. ¿Qué haces? Apuntarte a un arte marcial, a una doctrina en la que te darán una versión "domada" de combatir: no puños directos a la cara, siempre el mismo uniforme, saludar según cierto rito, aprenderse una lista de nombres de técnicas y no hacer nada que esté fuera de esa lista.
Y ahora, ¿en qué es paralela la política a lo anterior? Otra ejemplificación individual: eres un joven que lleva poco tiempo usando un razonamiento formal (lease a Piaget), o lo que es lo mismo, habiendo llegado al final de la maduración en acciones como ponerse en el lugar de los demás, interpretar sus estados mentales a partir de lo "externo", actuar de acuerdo a cómo queremos que los demás interpreten nuestro estado mental, etc. Así, se encuentra de sopetón con una situación social, y siente la necesidad de encajar en un ambiente social, en un grupo (no quiero explicar el por qué de esta necesidad, si alguien ni lo entiende que me pregunte después). Y teniendo en cuenta que, aún actuando en el marco más pequeño posible, siempre habrá influencia de marcos más grandes (vease Bronfenbrenner)... pues aquí entra la política, algo que entendemos como influyente a todos los individuos. Todo el mundo tiene que votar, ya que esto le influye más o menos directamente (suposición muy a la tolera, vulnerable de ser puesta en duda). Así, hay que introducirse al mundo político. Aquí entran las ideologías.
Ahora es cuando os pido trabajo intelectual. ¿Cómo se entra en esto de las ideologías, de los partidos políticos? hay varias posibilidades, entre las que destacaré: haberse criado en un marco moral (una familia de progresistas, o una de derecha católica) o tener la intención de adaptarse a un grupo (ante la necesidad de socialización anteriormente comentada) que se decanta por una ideología. Aquí es cuando relacióno con las artes marciales. Creo que una mayoría hace como con las artes marciales: se adhiere a una ideología/partido y acepta sus principios y valores, incluso su posición/opinión ante un hecho/suceso/acontecimiento.
Dejar claro que no generalizo este proceso de heteronomía a todo ser pensante, solo lo considero un suceso muy habitual, o por lo menos lo suficiente para analizarlo.