[Random]

21 ago. 2010

Crítica a Origen

Acabo de ver Origen con Galbix y nada refleja mejor lo que opino de la película que esta crítica de KesheR, publicada en Filmaffinity:

"Origen = eXistenZ + Matrix + Metal Gear Solid - Lynch - Bergman - Burroughs - ..." por KesheR

"Inception" es una película sobre los sueños.

El principal problema es que yo no he visto ni un solo minuto de sueños en ella.

Christopher Nolan dedica media película a explicar las normas de sus sueños, a explicar las matemáticas del subconsciente ("contradictio in terminis"), a explicar exactamente cuántos minutos de sueño equivalen a cuántos minutos en la vida real, a explicar cómo se construyen los sueños, a explicar la química de un somnífero, a explicar cómo se pasa de nivel, a explicar cómo salir del sueño, a explicar cómo entrar al limbo, a explicar cómo salir del limbo.

Pero es que falta una cosa. Es que faltan los sueños.

No nos engañemos. Nadie sueña así, yo no sueño así y al menos eso puedo asegurarlo. Mis sueños no son lineales, no tienen lógica interna, no siguen un patrón, no son niveles de un videojuego, no son thrillers de acción; en este momento estoy hablando con mi jefe en la oficina (doy por hecho que es la oficina aunque no se parece en nada, las paredes no tienen nada y sólo hay una mesa y una silla), me giro y hay un bosque detrás de mí del que surgen unos zombis, salgo corriendo y mi jefe se ha transformado en una culebra gigante que sale volando, de pronto me salen alas en los pies y salgo volando detrás de él, aterrizamos y nuevamente estamos en la oficina retomando la conversación donde la habíamos dejado, sólo para descubrir al rato que hay un zombi debajo de la mesa, que resulta ser mi padre, entonces me enfado por su falta de educación y me monto en un tren que me deja en Berlín en cinco segundos, donde me sorprendo desnudo en pleno Alexanderplatz y con un plátano en la mano.

Eso es un sueño. Eso es lo que saben perfectamente Lynch, Bergman, Burroughs y tantos otros (por ejemplo Gondry y Kaufman en "Eternal Sunshine of the Spotless Mind", de la que Nolan roba varias cosas).

Lo que Nolan hace es un refrito de eXistenZ y Matrix, ni más ni menos. Más que conectar a los personajes a un sueño (con todo lo que ello conlleva), simplemente los conecta a la realidad virtual de un videojuego (dividido en niveles), con un arquitecto que renderiza el escenario (en el 3D Studio, es de suponer; quizás Michael Cane es doctor en infografía), con unas leyes exactas e inamovibles, con todo lujo de detalles, y con escenarios que siguen existiendo perfectamente definidos a pesar de que el soñador esté pensando en otras cosas, y que SIEMPRE derivan en tiroteos espectaculares.

(El resto de la crítica puede contar partes de la película):
Como he dicho, dedica media película a explicar sus leyes; aún así, se las salta; aún así, la película es tremendamente confusa. ¿Por qué el personaje del "falsificador" es capaz de sacar un pedazo de arma en un momento dado? ¿Por qué no lo hace nunca más? ¿Por qué no sueña un pulverizador láser, o un tiranosaurio, o una lluvia de relámpagos? ¿Por qué el amenazado durante el sueño no puede imaginarse en medio del océano, o en la luna, o con el traje de Supermán puesto y lanzando hostias como panes? ¿Por qué el arquitecto (=renderizador), en vez de diseñar laberintos de propósito muy poco claro, no diseña miles de trampas mortales para las amenazas del sueño? ¿Por qué el subconsciente del acosado sólo lanza contra los intrusos a las "proyecciones" (=personas) que hay por ahí pululando, y no les envía una bomba atómica o un calamar de doscientos metros de largo? ¿Por qué Di Caprio no le pega un tiro a su mujer en vez de esperar 50 años a que ella decida poner la cabeza en las vías del tren (bizarra forma de suicidarse)? ¿Por qué un crimen como el de asesinar a tu mujer (bastante común) es suficiente para que se haga una excepción a las leyes de extradición? ¿Por qué puede escapar del país tan ricamente? ¿Realmente no tenía tiempo para darles un besico a los críos? ¿Por qué el subconsciente de Di Caprio se manifiesta para joder la misión, no sería más lógico que ayudara? ¿Por qué el subconsciente de los demás intrusos no se manifiesta? ¿Por qué no le suena al niño rico la cara de los demás cuando se despierta en el avión? ¿Por qué alguien tran ultramillonario viaja sin guardaespaldas, igual que el japo? ¿Por qué él si recuerda a los intrusos? Etcétera. No le encuentro sentido a la mitad de las cosas y tampoco me apetece buscárselo. Al final estaba tan confuso y aburrido de tanto tiro y tantos aires de grandeza y de "auteur" que sólo tenía ganas de que dieran la patada ésa (fuera lo que fuese) y que se despertaran todos de una puta vez. Me daba exactamente igual la mujer de Di Caprio, sus hijos, el tío de la compañía, y la madre que los parió a todos.

Todo son excusas para hacer una película de acción como otra cualquiera, revestida de pretenciosidad, pseudociencia, y supuesta complejidad para que la gente salga del cine pensando: "he visto la típica película de tiros, pero ojo, ésta es profunda". "Ésta tiene chicha". Y con su final abierto para que el espectador sienta que no le toman por tonto (a pesar de que le han explicado las cosas doscientos millones de veces). A mí dadme "Mulholland Drive" y dejadme de tiroteos sacados de Metal Gear Solid, que ya estoy mayor. Que diez segundos en la sala roja de "Twin Peaks" son más oníricos que toda esta película, por amor de dios.

PD: ¿qué pinta Michael Caine aquí, qué pinta su personaje, de qué da clase, qué relación tiene con Di Caprio, qué estudia la chica?

PD2: el doblaje es como para echar la papilla, y la máquina con la que se conectan es para mear y no echar ni una puta gota.

Nota:
★★★☆☆☆☆☆☆☆

Estoy de acuerdo con él en todo menos en dos puntos:

Primero, a la película no le daría un 3. Tiene efectos y escenarios muy currados. Me encantó la base en la nieve. Yo le pondría un 5 con algo. Y segundo, el doblaje no es tan malo. Aunque los "acentos" de jefazo japonés y la esposa vienen poco o nada a cuento.

Como colofón mi apunte personal sobre la peli:

Fui al cine con grandes expectativas y lo único interesante que vi fue lo mismo del tráiler + un montón de violencia gratuita añadida. No tiene gancho, su lógica es totalmente liosa y no aprovecha ni un 10% del potencial de los sueños. Origen parte de una genial y novedosa idea, la cual desaprovecha, y por eso se estanca en lo mediocre. Te gustará si prefieres los tiros a pensar.

...Eso sí, al menos es mejor que "El libro de Eli".


EDIT: Ayer solo leí la crítica anterior, así que hoy he leído más (tanto positivas como negativas) y he encontrado esta de badseed, con la que concuerdo mucho más que la de arriba, hasta en la nota (la encontraréis después del salto de la patada):

"Gélida indiferencia" por badseed

Bueno, bueno, bueno... debería empezar diciendo que tengo que darle un segundo visionado debido a la supuesta complejidad de la película. Pero no pienso verla por segunda vez. Lo siento Nolan, pero la idea no ha arraigado en mi mente.

Desde luego, una peli de ensueño no es precisamente. No ha pasado ni un día y la película no me ha dejado un solo momento perdurable en la memoria.

Qué pasa en cada momento, a dónde van los personajes, cuál es su objetivo, porqué escalan montañas... son aspectos que dejan de tener importancia a medida que avanza la trama. Nolan pretende confundirnos con todo lo que ha entretejido alrededor de esta. Básicamente, si pasan cincuenta cosas a la vez y suelto cada vez más información a velocidad de vertigo, aderezándolo con elaboradas secuencias de acción con un propósito nulo, el público no tendrá tiempo para hacerse preguntas, incluso, en su confusión, al final de la película estarán tan epatados que les parecerá haber visto una obra maestra, y el orgullo les impedirá ser sinceros; realmente no se han enterado de nada.

Porque el que se entere de algo enseguida se encontrará tropezando con baches en la coherencia de la película mientras intenta dilucidar qué ha visto, y porqué Nolan ha resuelto las cosas como las resuelve. La respuesta es que nos han engañado. Nolan es un farsante que crea unas reglas para su universo que resulta que no están ahí para cumplirse, no, son variables que Nolan maneja a su antojo según le convenga. Un ejemplo perfecto es la patada. Se supone que la patada despierta al durmiente, pero ha de ser aplicada al durmiente directamente, no a su proyección onírica, que no percibe el equilibrio de la misma forma. Más aún. Si mueren están condenados al limbo del subconsciente... parece ser que esto no implica tirarse al vacío desde un rascacielos... Todo el clímax final, a pesar de la pirotecnia visual y el obvio dominio de la planificación que hay que tener para narrar tres líneas argumentales diferentes en paralelo y no llevar a la confusión... está tan desprovisto de vida como ese vacío. No me importa nada de lo que suceda, no me importan los personajes... me es completamente indiferente lo que pase porque no son reales, son peones en el juego de laberintos que Nolan nos ha puesto delante para demostrar lo inteligente que es... Vale, me has vuelto a engañar... pensaba que iba a ver una película.

(El resto de la crítica puede contar partes de la película):
Y esque lo que define una película, en mi opinión, lo que hace que una película sea buena, es un aspecto fundamental, sin él no tienes nada. Una trama medianamente original e ingeniosa, unos actores talentosos, un presupuesto que grita ¡alucinad! desde cada plano... nada de eso importa si no hay emoción. Y nada en esta película llega a emocionarme. Nolan, otra vez, es demasiado cerebral, frío, distante. Incluso cuando se ve que trata de llegar al corazoncito de la audiencia mediante recursos baratos como el juguete de Cillian Murphy, no lo consigue, porque para él es secundario. Y ahí vemos cuál es el concepto que tiene Nolan de la emoción; y está peligrosamente cerca de la cursilería más ridícula, de la sensiblería de saldo. Si la película se centrara en lo que realmente importa, el conflicto del personaje principal... porque, ¿qué interés tiene el conflicto paterno-filial de Cillian Murphy? La historia con su mujer... eso es lo que me importa, pero no, Nolan no tiene suficiente, tiene que revestirlo de espectáculo, un espectáculo que es puro truco de feria, pero después de ese espectáculo... ¿qué queda? Nada más que insatisfacción.

Y además, por si todo esto no fuera poco, la película es la más pretenciosa de Nolan hasta la fecha. ¿Qué sentido tiene sino la escena con Saito viejo, y cómo encaja con el principio? No tiene más sentido que crear preguntas sin respuesta... porque es muy cool y resulta muy intelectualoide que toda la película sea un bucle... idea que parece que deseche una vez ha conseguido el "ohhh" generalizado del público.

En resumen, Nolan ha creado con Inception la quintaesencia de la película para diletantes, para gente que, incluso me atrevería a afirmar que no le gusta el cine. Un blockbuster que pretende ser nutritivo presentado en formato fast-food. La película perfecta para aquellos a los que les encanta sentirse más listos que lo que realmente son. Pregúntales que han entendido de la película a los más entusiastas de ésta... cada cual te dirá una cosa... y en su mayoría incoherencias.

Nota:
★★★★★★☆☆☆☆

Para finalizar esta entrada aclararé varias cosas:

  • Me dan igual las comparaciones. Copiar elementos de otras películas no es malo si sabes hacer algo nuevo a partir de ellas: Copiar con el sentido japonés.
  • Cuando veo una película me desentiendo de todo prejuicio y conjetura, la veo tal y como es. Valoro todos sus elementos y lo juzgo como un conjunto. Lo que ha pasado con esta película es que han inflado desmesuradamente una de sus virtudes, intentando camuflar sus defectos. Y al parecer les ha salido bien.
  • No es ni de coña la mejor película de 2010, y mucho menos una obra maestra.
    Todas las críticas positivas que he leído se centran en decir dos cosas: "Esto no se ha visto antes" y "otra genialidad de Christopher Nolan". La primera cae en lo que he dicho antes de "inflar ideas" y la segunda en los éxitos anteriores, como si eso la hiciera mejor película.
  • Esta peli se merece una parodia, y creedme que seré yo el que la haga.

Y ningún alma bramó ese día...